Zodiac. Opinión, crítica, reseña

Valoración ****

Entre Zodiac y Memories of a murder, película no idéntica, pero sí puntuada por las mismas obsesiones, existen no pocas coincidencias y alguna que otra diferencia. Lo que las distancia no es más que una cuestión de estilo: la impostura de época, o el ingenuo San Francisco de los 60 a punto de despertar con la sacudida de un asesino en serie. Lo que las conecta es más fundamental, la manera en la que ambas asumen la pormenorizada persecución de este criminal como camino directo hacia un enigma sin solución. Un espejismo de fondo. El asesino de Zodiac es la metáfora más ajustada para ello. Maestro del engaño: se apropia de crímenes que no son suyos, amenaza con otros que no ejecuta, y sostiene su fama, como si no existiera más allá de su imagen, a través de criptogramas que radia a las principales emisoras del estado de California. Su figura es la de un caligrafista ambidiestro, que encierra la naturaleza de su mal dentro de unos signos de ortografía, llenos de faltas, o según se mire, de pistas falsas. Los investigadores del caso en cambio acaban siendo el equivalente a un grafólogo incapaz de desentrañar acertadamente el trazo que tienen delante. Fincher acepta este crucigrama, y comparte la mirada de sus personajes, camuflando bajo la apariencia de thriller de época, la búsqueda de una verdad tan escurridiza y esquiva como el propio Zodiac, y que acabará asfixiando antes la vida de sus perseguidores que la suya.

El film de Fincher no debe ser confundido con la dilatada crónica de un caso sin archivar de la policía de California, sino que hay que asumirlo como el enfrentamiento decisivo a un enigma, que es, si cabe, más frustrante una vez resuelto. Zodiac sería entonces una anagrama, que al descifrarlo nos ofrece las coordenadas exactas y el nombre auténtico del lunático que se esconde tras esas letras, pero que por ello mismo jamás nos dará la verdad que realmente andamos buscando.

Lo mejor: El diseño de producción y todos, absolutamente todos, los actores.

Lo peor: Que descoloque a alguno el nuevo camino de Fincher.

Si queréis comentar algo, aquí tenéis espacio. Y para comentármelo en privado, esta es mi dirección: ysiestaveztequedaras@gmail.com

Artículos relacionados. Películas potencialmente polémicas, Más y menos de Fincher, y escena de Memories of a murder.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s