My sassy girl. Crítica y reseña

 

Valoración **

Si a la protagonista de esta My sassy girl se le hubiese ocurrido, en lugar de hacer malabarismos con la muerte a un paso de la vía del metro, coger el siguiente tren a quién sabe qué otro lugar, quizá sí estaríamos hablando de la película de Jae-young Kwak como la comedia romántica de culto que pretende ser. Pero al menos para este crítico, y en contra de lo que la gran mayoría piensa, My sassy girl no puede estar más lejos de ello. Historia de amor llena de componendas, y de (falsa) condescendencia, que se encuentra enterrada bajo naftalina en el fondo de un baúl, que aunque recubierto por colores vibrantes y luminosos, no disimula que el cuento de hadas está tan domesticado como cualquier otro. Su protagonista, marciana casi por determinación, demuestra con su actitud la arrogancia de una cinta que dice tener la última palabra sobre el amor, pero que en cambio sufre de dislexia al confundir lo extrovertido con lo trasgresor, y lo atípico con lo auténtico. Quizá si la tal sassy girl viajara, como pretende, realmente al futuro y conociera en algún tipo de ficción imposible a la Clementine de ¡Olvídate de mí!, podría pensar que ambas son almas gemelas, sin asumir que en realidad inventar nombres de tintes como agente naranja no es lo que hace especial a Clementine, sino su determinación a ser fiel siempre a sí misma, por más que se suba a un tren a cualquier otro lugar, por más que se suba a un tren dirección Montauk.

Lo mejor: La historia esa del hombre del futuro, y algo del clímax final.

Lo peor: Que se crea más de lo que es.

Y para comentármelo en privado, esta es mi dirección: ysiestaveztequedaras@gmail.com

Otras películas surcoreanas. Sobre The Host y las monster movies.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.