De Los mejores años de nuestras vidas

No recuerdo muy bien de que manera, pero sé que en las primeras páginas de Matadero nº5, una amiga del propio Kurt Vonnegut le reprocha a este que quiera convertir el libro que piensa escribir sobre los bombardeos de Dresde en otro más para el que la guerra no sea más que ese lugar al que se entra siendo un niño y del que se sale como un hombre, cuando más bien es al revés. Viendo Los mejores años de nuestras vidas, aquel diálogo no dejaba de sobrevenirme una y otra vez. La película, que analiza las secuelas de la II Guerra Mundial en un grupo de soldados, es no pocas veces cruda y exacta al reflejar hasta que punto, en tiempos de paz, aquellos hombres se sintieron desplazados frente a un hogar que ahora les era ajeno. Pero pese a todo no pude evitar pensar que a la amiga de Vonnegut la cinta de Wyler no le hubiera hecho ninguna gracia, y es que su visión sobre el conflicto bélico parece siempre anestesiada.

Habrá quién afirme, no sin razón, que todo esto son meras cuestiones ideológicas, que no pueden ocultar que Los mejores años de nuestras vidas es una película prodigiosamente rodada; sin mácula. Sin embargo cuántos films mucho más irregulares me han calado más hondo, y es que empieza ya a ser hora de desterrar ese lugar común por el que se afirma que las películas más redondas son necesariamente las más memorables. Cuando de hecho las que más se recuerdan son las que si consiguen de verdad reflejar esos mejores años de nuestras vidas, por imperfectas que puedan ser. O justamente por ello.

(Dedicado a Sir austin powers, que me acusa de volver y no saludar. Espero acabar pronto los exámenes y ver si puedo regresar al blog. De momento un saludo a todos, a los que os leo desde el anonimato)

Anuncios

16 Respuestas a “De Los mejores años de nuestras vidas

  1. O no la he visto, o no me acuerdo. Así que será verdad que nos interesan más las más cercanas a nuestra existencia, las que dejaron huella, las inolvidables. Seguro.
    Saludos.

  2. Me la apunto!

    Y sí, que acaben de una vez los exámenes… yo el martes libre… buff

    Un saludo!

  3. No la he visto, por lo que no puedo opinar demasiado, pero me la apunto, asi dejaras de reirte de titulos como “Wilbur se quiere suicidar”.
    Una cosa si es cierta, estoy de acuerdo con la amiga de Kurt.

  4. Pues no la conozco… pero tomo nota 😉

  5. Muy cierto que la mayoría de películas que con frecuencia más nos llegan o marcan pueden ser “maravillosamente imperfectas” !
    “Los mejores años de nuestra vida” pertenece a su momento, pero también ha logrado trascender el tiempo. Una delicia. Aunque, como dices, ahora seguramente muchos títulos, tal vez no tan memorables, han logrado superarla en nuestra memoria. Aún así, ¡qué bien recordar esta obra de William Wyler!

  6. Me gusta esa reflexión de que películas más imperfectas te marcan más, a veces influye mucho el estado emocional en el que uno se encuentra.

    Saludos y ánimos para esa recta final!

  7. Que alegría tenerle de vuelta

    Keep blogging!!

  8. Totalmente de acuerdo, Pequeñoibán. Hollywood sabe mucho de hacer películas “perfectas” que, sin embargo, no tienen alma. Y respecto a “Los mejores años…”, es dura, sí, pero creo que también nació con la intención de ser grande, de ser un aldabonazo y triunfar en los Oscar, y eso se nota.

    Un saludo!

  9. Me parece perfecta tu conclusión. Creo que me la voy a agenciar…

  10. A mí desde luego es de las escasas películas de trasfondo bélico que me han impresionado. es una maravilla.

  11. Wooo! Has vuelto a actualizar!
    Por fin vuelvo a tener un referente cinematogràfico ineludible!
    Menos mal porque ultimamente no sé ni que pelis mirar!

  12. Roger, gracias…. lo que me alegra es que me escribas!

    Magapola, toda tuya… nolo dudes

  13. Los mejores… es una excelente película. La he visto tres veces y nunca deja de emocionarme. Todas las tramas de los soldados se llevan de manera magistral y algunas de ellas son particularmente hermosas, especialmente si se cruzan, como la de la hija del sargento y la del capitán abandonado por su mujer frívola. Me parece dura, por supuesto, pero tanto como la vida.

  14. dios mío, ibán, has leído matadero nº5 y por tanto te amo aún más que antes

  15. Nos ha venido bien repasar tantas películas en historia de la imagen…

  16. ¡La he visto tantas veces,que aún así no me cansa verla otras tantas!……
    Me emociona,me divierte,una película antibelicista en la que no aparece la guerra por ningún lado.Pero está en la tragedia de los personajes,en la huella físicas de las bombas ,en las pesadillas terribles,en la amargura del regreso a casa como héroes,y no ser nada en su pais….¡.Cine con mayúscula! maravillosos todos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s