Alaska

Puede que en Alaska haga frío, pero es que en Cicely no tienen ni calefacción. Y no hay nada peor si eres republicano, judío, culto y urbanita que acabar exiliado dentro de tu propio país. Eso fue exactamente lo que le pasó a Joel Fleischmman, un médico, que por no leer la letra pequeña, se encontró de pronto en un lugar tan remoto como Cicely, una comunidad abandonada del mundo en la que sus escasos 834 habitantes daban más guerra que el servicio de urgencias en hora punta del hospital más atestado de Nueva York. Después de todo no debe ser nada fácil que la chica de tus sueños tenga la mala suerte de que se le mueran los novios, que la emisora local la lleve un ex-presidiario con chupa de cuero e ínfulas de filósofo, que tu enfermera no crea en la medicina, que tu único amigo por allí se cartee con Spielberg y Woody Allen, o que no te dejen ser el padrino de una boda porque Holling de 60 se niegue a casarse con Shelly de 20 por temor a que se muera antes que él. Doctor en Alaska, esa serie de entrañable surrealismo en la que sus personajes mezclaban en una misma conversación a Schopenhauer y el valor de la intuición perdida con la temporada de la pesca del salmón, tenía en su figura principal a un médico, lo que no era casual. Afín de cuentas no trataba de otra cosa que de la medicina del alma. Y la mejor receta que dio siempre frente a todo tipo de dificultades es la misma que para las noches de invierno, plantarse con unas manoplas junto a los amigos al lado de una buena hoguera y no dejar de contar historias hasta que amanezca.

Artículos relacionados.

Otras series de televisión, Los Simpson-South Park, Ally McBeal-Futurama.

Anuncios

23 Respuestas a “Alaska

  1. Me declaro talifan también de ‘Doctor en Alaska’, y a ver cuándo le dedicas un post a ‘six feet under’, otra maravilla catódica.

  2. Mira, esta sí que me gustaba un montón, aunque en los últimos episodios, cuando empezó a salir aquel tío de “Urgencias” ya me rallaba un poco y el personaje aquel del cacique ¿Cómo se llamaba? Uno gordo muy prepotente, también me causaba alguna que otra pesadilla cutre. Uf y ahora que pienso, la chica de pelo corto que estaban con Fleischman que si sí que si no. (Ahora que pienso… ¿¿¿ Realmente me gustaba esta serie???)

    Me gustaba el chico ese que quería ser director de cine y como no el de la radio, que luego sale en “Mi gran boda griega”, dios, me encantan los tíos que les quedan tan bien las camisetas pasados los 30.

    Creo que después de Fleischmann llegó otro doctor diferente que estaba casado ¿No es así? ¿Qué pasó entonces? : )

    P.D. Ayer hablé con Pereza por teléfono, para mi reportaje del concierto. Aparte de que son su-per-ma-jos, Diosss, como ponía su forma de hablar.

    ¡Un beso!

  3. a lo mejor no te lo crees…pero nunca vi esta serie!!!!

  4. No pude ver la serie completa, pero los que ví me gustaron. Siempre la ví “diferente”. La gente era mucho más normal que la de otras series, y tenía un punto de humor…
    Saludos.

  5. qué recuerdos me trae esta serie, cuando la emitian por la 2, de madrugada y mi hermano la grababa para verla al día siguiente.
    recuerdo poco de la serie, lo único el último episodio en el que aparece el doctor, que se pierde por el bosque y aparece en New York, me gusto muchisímo ese episodio. también molaba la música que ponían, era muy buena.

  6. No me gustan las teleseries. Esta ha sido la única excepción, porque me encantaba. Todos los personajes eran geniales.

    Nunca olvidaré el episodio en el que intentan lanzar una vaca con una catapulta…

  7. ¡¡¡¡¡es cierto!!!!…….también ví esa serie…….tenía ese “no sé qué” atrapador……….la soledad, el ensimismamiento y las espectativas…..no lo sé……se le podía sacar provecho definitivamente…….buen recuerdo……..

  8. ¿Y esta foto? ¿no es de la serie? No me digas que eres uno de los afortunados que ha ido a Cicely?

    Desde luego una de las mejores series de todos los tiempos, cada personaje engancha… pocas series consiguen que la sigas dándote igual los horarios infernales, o los cambios de los mismos.

  9. La vi de pequeño y creo que si la rescatara perdería su magia.

  10. Jo, todos mis veranos de estudiante los pasé tragándome los capítulos de Doctor en Alaska en la 2 a eso de la 1:30 de la mañana entre asignatura coñazo y asignatura incomprensible, y desde entonces se convirtió en una de mis series favoritas. No sé por qué, también tengo en la cabeza el episodio de la vaca y la catapulta (supongo que es uno de los mejores), y aMaggie O’Connell hablando en francés con una batidora en un taxi… Era como un Twin Peaks amable, con unos diálogos realmente brillantes. La verdad, no me importaría revisitarla…

  11. Suscribo (por experiencia) el comentario de mycroft: me encantaba esa serie, sobretodo las primeras temporadas.

    Pero hace unos meses la recuperé y vi la primera temporada. Estaba bien, pero era muy lenta, y los personajes (que tenía idealizados) me parecieron un poco planos. Supongo que la memoria selectiva sólo se acordaba de lo bueno, y además el estilo y ritmo de las series han cambiado con el tiempo. Así que me planté en la revisión de la 1a temporada. Prefiero gozar del recuerdo y buen sabor de boca que me dejó en su tiempo.

  12. Coincido con Mycroft, una de las pegas es que ahora poco entusiasmaría… eso es lo importante de estas obras, que con el tiempo no pasen de moda (Twin Peaks)…

    Espero tu posible post de Six Feet Under!

    Saludos!!

  13. Me encata doctor en Alaska sobrer todo la segunda parte antes de que Fleischmman vuelva a NY, como el capitulo donde aparace el diablo o en el que Fellini acosa espiritualmente al aspirante a director de cine

  14. Sitoxic, no me acuerdo de muchos episodios… pero si de cuano se va Fleischmann y viene por ahí otro a sustituirle… mucho peor por supuesto.

    Donnie,…. yo creo que tampoco ha pasado de moda. Quizá tenga un ritmo lento para hoy día, pero no sé.

    Rafa, de todas maneras yo seguiría viéndola. La primera temporada fue concebida como de relleno y es algo inferior al resto… así que quizá luego te vaya convenciendo más.

    N, yo creo que de los que más recuerdo es Aurora Boreal. O en el que Chris despertaba unas feromonas brutales que le volvían irresistible. En efecto, un Twin Peaks amable.

    Mycroft, pues yo me arriesgaría… por lo menos la segunda y la tercera temporada.

    Reservoirblog, es que con six feet under tengo sentimientos encontrados. Me flipó la segunda temporada pero para mi la segunda dio un gran bajón de calidad y dejé de verla.

  15. Esta si que era una de mis series. Y el de la radio… umm que pena, que no me lo pongan delante.

    más besos por aquí 😉

  16. Me encantaba Ed Chigliak , el joven indio cinéfilo… “A dos metros bajo tierra”, comparable en surrelismo, sí.

  17. a mi me encantabaaaaaa la veia con mi hermano de pequeña ( ponle … 8 años jaja no sé la verdad) pero me gustaba y la teniamos gravada en video enterita ( llovió ya eh!)

  18. Secundo la moción: Doctor en Alaska es una de las grandes series de la historia. Ah, si os molan las series, paseaos, de vez en cuando, por nuestro kittlab. ¡¡Suerte Ysiestaveztequedaras!!

  19. Pingback: I love u, Penny… live together, die alone. « ¿Y si esta vez te quedaras?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s