Crónica negra de Hollywood. Primera parte. La madre de Mia Farrow

En enero de 1966 Maureen O´Sullivan confesó en una entrevista para una famosa revista amarillista de la época que no le hacía ninguna gracia ni el compromiso que su hija Mia Farrow había adquirido con Frank Sinatra, ni mucho menos las declaraciones de Ava Gardner al respecto, Siempre supe que Frankie acabaría acostándose con un chico.

De hecho para ser sinceros lo que más le preocupaba a Sullivan era justamente la relación que Sinatra había mantenido con la Gardner. Conocía suficientemente bien el mundo de Hollywood y mejor aun la reputación del prometido de su hija para no inquietarse. Sabía que Sinatra era un mujeriego, un alcohólico, un juerguista y un demócrata incurable y también que aquello a su hija no le importaría, sino que al contrario la alentaría. Le previno contra él pero muy a su pesar el 22 de julio de aquel mismo año una Mia Farrow absolutamente enamorada contrajo matrimonio con La voz. Eso sí, el tiempo le acabaría dando la razón.

Sinatra siguió comportándose de la única manera que era capaz. No dejó atrás ninguno de sus vicios y tensó al límite la cuidada espiritualidad de la que tanto presumía Farrow. El matrimonio fue un infierno casi desde el principio y se volvió absolutamente insoportable durante el rodaje de La semilla del diablo. Por el día Mia Farrow tenía que enfrentarse al despotismo de Roman Polanski, mientras que por la noche apenas lograba lidiar con los malos tratos e insultos que le profería su marido. Celoso, paranoico y obsesionado por la idea de que su mujer interpretara a la madre del anticristo.

Finalmente Sinatra puso punto y aparte. En medio del descanso de una secuencia Mia Farrow recibió, en el plató, los papeles del divorcio. Tardó varias semanas en conseguir hablar con el que todavía era su marido, aquejado de su conocido principio de infantilismo, pero cuando lo hizo no puedo evitar preguntarle, ¿Algo de esto tiene que ver con ella?. Él le contesto, No la he tocado en una década y espero estar otra sin hacerlo, pero no hay color comparado con ella. Prefiero una insinuación de Ava Gardner que hacer el amor contigo tres noches seguidas.

Dos meses después, La semilla del diablo se convirtió en un éxito mundial, polémico y escabroso. Frank Sinatra y Ava Gardner recibieron cada uno en su casa, de Estados Unidos y Europa respectivamente, una copia promocional de la película con una foto de los dos juntos en la que aparecía escrito, Siempre supe que sería la madre de vuestro hijo. De lo que nunca se enteraron es que aquella nota no la escribió Mia Farrow sino la misma Maureen O´Sullivan.

Anuncios

12 Respuestas a “Crónica negra de Hollywood. Primera parte. La madre de Mia Farrow

  1. Te escribo para animarte a que sigas adelante con más crónicas negras. ¡Queremos carnaza de la buena! ¡Sordidez hollywoodiense!

    Por si sirve de algo, te diré que la nueva plantilla me gusta más que la anterior. De todos modos, ya sabes que wordpress suele ir ampliando con nuevas plantillas habitualmente. Quizá encuentres la que te acabe de convencer.

    Y otra cosa: ¡¡¡Tienes que ver “Weeds” (la serie de TV), por dios!!!

  2. Dios mío, la Cuore abandona el rosa para volverse negra? Estoy exultante.

    Creo que la frase de “Siempre supe que Frankie acabaría acostándose con un chico” acabará por encabezar el top ten de mis frases preferidas, que algún día de cervezas y humo revelaré.
    Sólo puedo decir, aunque creo (afirmo, más bien) que no te pillará por sorpresa, que la predilección de la Garnder por el vicio y por lo que poco le convenía – lo sé, la historia de mi vida- me resultan mucho más atractivos que cualquier aspecto de la sosaína (que nadie me recuerde que he empleado semejante adjetivo) de Mia Farrow

    No deberías haber contado lo de la copia promocional y su dedictaoria (de la que me declaro, una vez más, fan, poniendo de relieve mi precupante inclinación hacia el fanatismo), ya que puede dar a más de uno jugosas a la par que dañinas ideas para futuros amigos (in)visibles -esta última “construcción” es muy “ibaniana”-.
    Sí, siempre supimos que lo de la semilla del diablo nos perseguiría, menos mal que abortamos a tiempo.

    Oh my dior, creo que este es el comentario más elaborado (no por complejo, sino por extrañamente rebuscado y largo) de mi corta pero prolija historia.

  3. Me gusta este cambio de cara…es mas clarito…eso si, que no cambien los posts tan buenos y amenos…
    He disfrutado mucho leyendo este post…
    Ah, no viene al caso pero estoy elaborandote un listado con musicón…

  4. Estupenda sección, no la abandones que queremos morbo hollywoodiense!

    Siempre me llamó la atención el gran contraste existente entre Ava Gardner y Mia Farrow y entre Sinatra y Woody Allen.

    Un saludo septimocielero!

  5. Flipante el comentario de Sinatra a Farrow sobre preferir una insinuación de la Gardner :O

  6. Muy chulo tu weblog… Por lo que veo el tomate se queda pequeño en comparación con las historias de hollywood. Por lo menos ellos tenían mas clase. Feliz Navidad a todos

  7. Muchísimo más mejor que “Adónde estás corazón” y los hijos del pescailla. ¡Dónde va usted a parar!
    Propongo llamar a “la voz” a partir de hoy “el morro”. menúdo pájaro.
    saludos.

  8. Vageena… cada comentario tuyo supone una superación en algún ámbito, aunque pocos te quedan ya por escalar… y si, sigo hablando de ámbitos

    te ofreceré más crónicas de estas para que sigas buscando ideas para tu amigo (in)visible que nadie aquí señalara con el dedo. Pero yo no espero que me envies la película de Polanski, sino un dVD promocional de tus mejores correrías. En sentido literal. Con un “puse la pica en Flandes, ahora hay que mantenerla”

    Saludos a todos

  9. Qué fuerrrrte, qué fuerrrrte. Tendrás que cambiarle el nombre la blog por “¿Y si aquí hay tomate?”.

    Pues sí, la verdad es que el Sinatra era una cabrón, pero es que Mia Farrow siempre ha dado mucha grimilla, y descubriendo estos tejemanejes que se traía la bruja de su madre, no me extraña que saliera así. Es curioso, porque la tía acabó con el Sinatra y se fue al otro extremo, con Allen. Aunque estos dos ya pegaban bastante más.

  10. Hay muchas historias sordidas… La extraña y todavia no resuelta muerte de Natalie Wood, la no menos extraña y brutal muerte de Elizabeth Sort, la de aquel actor de los 30 al cual un disparo en la cebeza fue diagnosticado como intoxicacion digestiva…

  11. Vaya, que cotilleos tan interesantes!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s